Los errores del Branding Personal

Actualmente hay mucho interés por las herramientas 2.0 cuando se habla de Branding Personal lo cierto es que la visibilidad online sólo es una parte y no la más importante de la estrategia de Marca Personal. Además, el problema con los Social Media no es la falta de información o de contenidos sino más bien el contrario, el exceso.

A menudo, después de dedicar horas a hablar de objetivos, de oferta profesional, de atributos de Marca Personal o de la importancia de los valores o de la especialización, la mayoría de las preguntas se desvían en cuestiones menores como el dominio o URL que deberían tener en su web personal.
Los errores más habituales en cuanto a una estrategia de posicionamiento profesional son las siguientes.

CARENCIA DE UN PROPÓSITO
Es fundamental tener claro hacia donde quieres ir, la misión, la visión, las metas, los valores, etc.
Por un lado, definir un destino, un objetivo, te ayuda a optimizar tus recursos. Pero desde el punto de vista de la Marca Personal, cuando una persona tiene claro hacia donde se dirige y qué líneas rojas no está dispuesto a superar, aumenta muchísimo su credibilidad y por lo tanto, su valor

INEXISTENCIA DE OFERTA PROFESIONAL
Una marca, personal o comercial, existe porque detrás tiene un producto, una oferta, algo valioso que la sostiene. El problema está en que casi nadie tiene definida su oferta. Ante la pregunta “¿Y tú que vendes?” las respuestas suelen estar relacionadas con el título de lo que han estudiado, con el cargo que ocupan o, como mucho, con las tareas que realizan en su trabajo. Pero casi nadie tiene claro qué valor proporcionan a su “cliente”.

Es importante darse cuenta que si no eres capaz de proporcionar algo valioso o de conseguir que algo mejore con lo que ofreces es muy difícil que te tengan en cuenta y, por lo tanto, que te elijan.

FALTA DE ESTRATEGIA
Todo el esfuerzo, horas y trabajo invertido para conseguir visibilidad online y offline es inútil si no hay un Plan Estratégico Personal. ¿A quién te diriges? ¿Cómo quieres que te conozcan? ¿Cuánto vale lo que haces? ¿Quién es tu competencia?

Se deben tener claros los pasos a seguir y las metas a conseguir, de lo contrario, puedes caer en el error de dedicar tiempo a conseguir “followers” cuando lo que necesitas son Euros para pagar las facturas.

El caso es que sin una estrategia clara, es muy fácil perder el enfoque, por lo tanto ese es un error letal a la hora de posicionarte.

Fuente: http://www.puromarketing.com/