El calendario y su evolución

El sistema universal de medida por excelencia es toda una ayuda para organizar las tareas y necesidades de cada día. Como bien sabes, hablamos del calendario, una herramienta que en el ambiente laboral es indispensable. ¿Le sacas el máximo rendimiento? Desde Lagom Group queremos que conozcas su utilidad y sobre todo su origen e historia. ¿Comenzamos?

En sus orígenes, los primeros calendarios impresos se lanzaron de manera comercial allá por el 1949 abordando una temática muy definida y para muchos, toda una pasión; el fútbol. Pasado unas cuantas décadas, es decir, en la de los 70 el fútbol dejo de ser protagonista para abordar diversas temáticas propias y acordes a la época; fiestas, música y folklore además de temas gastronómicos copaban las imágenes de la época.

Ya en los 80 y aún persiste en la actualidad el abanico de temas es inabarcable; animales, recetas, ciudades, paisajes, toros, rutas de metro… Los tiempos cambian y con él el mercado. En la actualidad la personalización de los calendarios es máxima, sobre todo si hablamos de ámbitos corporativos. ¿Por qué no tener presencia en la mesa o en la pared de tu cliente durante todo un año?

Cada vez son más las empresas que vuelven a obsequiar a sus clientes con calendarios personalizados. Para conseguir un impacto directo y una utilidad en su impresión de calendarios, aconsejamos que cuides tu imagen gráfica. Piensa, que estará presente, por ejemplo en el escritorio, en la pared o en el bolsillo. Un calendario personalizado, no es algo menor  y más si va a ser algo que sea imagen o represente en cierto modo a tu empresa, por tanto debes de considerarlo como una inversión que se amortiza todos los días del año. Es el regalo más útil y rentable para tu publicidad.

¿Has pensado qué calendario es el que más se ajusta a tus necesidades?