Impresora doméstica

6 consejos para elegir la impresora perfecta para trabajar desde casa

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Una pandemia mundial ha convertido algo habitual en muchos países vecinos en una rutina en España.  Un informe reciente de Robert Walters (‘El Futuro del Trabajo tras el COVID-19’), la consultora líder en búsqueda y selección especializada en mandos intermedios y directivos a nivel global, asegura que no solo será cada vez más habitual, sino que es altamente efectivo. De este modo ya podemos ir mirando esa habitación de invitados, o ese rinconcito del salón que hemos convertido en nuestra ‘oficina provisional’ e ir habilitándolo como nuestra ‘oficina’, a secas. Y para convertirla en una ‘oficina perfecta’, he aquí las recomendaciones básicas para escoger la impresora que mejor se adaptará a tus necesidades.

Factores clave a tener en cuenta

Antes de escoger uno u otro modelo, evalúa el uso que darás a tu futuro equipo, el volumen de páginas que vas a imprimir (particular y profesional), el espacio del que dispones en casa o si necesitarás que tus impresiones sean en color o en blanco y negro.

1/ Rendimiento equilibrado

La fórmula mágica para dar respuesta a tus demandas futuras de impresión. Antes de decantarte por un equipo, ten en cuenta que haya un equilibrio entre la capacidad y la velocidad de impresión.

2/ Conexión total

Tu vida y tu trabajo ya es online. A la hora de escoger equipo chequea que disponga de conexión WIFI. Podrás ubicarlo en el lugar que desees de tu hogar y te permitirá imprimir desde tu móvil o tablet, sin necesidad incluso de encender el ordenador.

3/ Coste por página

Es evidente que tu volumen de impresión habrá bajado desde que estás en casa, pero a la larga, decantarte por un equipo u otro puede suponer un ahorro muy importante para tu bolsillo. Te damos unas claves: las impresoras de tinta son la mejor opción por su bajo consumo energético y bajo coste por impresión. Apunta otra: opta por modelos con cartuchos de alta capacidad y que te permitirán imprimir a doble cara.

4/ Alquiler o compra

Las fórmulas para apoyar a autónomos, PYMES y ‘teleempleados’ se han disparado. Tanto si a decisión corre por tu cuenta como si es tarea de tu empresa, ten en cuenta que el renting es una opción óptima: cuota mensual asequible por un equipo que incluye transporte e instalación, mantenimiento, soporte técnico, incluido el cambio de cartuchos/tóner, y el apoyo y formación que necesites, tú y tus empleados.

5/ Espacio

No todos disponemos de mansiones. Maximizar el espacio del que disponemos es vital. Con el paso del tiempo la oficina se irá trasladando a nuestra casa: ese pequeño montón de informes irá creciendo y creciendo y con él el resto de materiales de oficina y gadgets que irán convirtiendo esa pequeña isla en casa en un continente. Mide y evalúa el espacio del que dispones para tu impresora. Por suerte, la oferta es muy amplia: un pequeño equipo ya puede ser un multitask. 

6/ Láser, tinta o multifunción

Ya os dábamos un apunte en el punto 3, pero aquí lo ampliamos. Toca el turno de hablar del tipo: láser, tinta o multifunción.

  • Impresoras láser: Un lujo hace uno años, algo más asequibles hoy en día. Las tenemos de color, blanco y negro (más baratas),  y aportan el plus de un mayor número páginas por minuto (PPM) que una de tinta. Si bien es cierto que sus cartuchos son más caros, la mayor calidad de impresión y un rango alto de PPM equilibra la balanza.
  • Impresoras de inyección de tinta: calidad a precio reducido. Si bien tienen el pero de que tardan más en imprimir que una láser, con una buena configuración y un buen papel, puedes obtener calidad profesional a bajo coste. Son compactas e ideales para empresas pequeñas que necesitan controlar gastos.
  • Multifunción: imprimir, copiar, mandar y recibir faxes, nada se le resiste a una multifunción. Las tenemos láser y de tinta; con impresión a doble cara para reducir a la mitad el consumo de papel, con conexión inalámbrica e, incluso, la posibilidad de escanear documentos y guardarlos en la nube. En su contra: necesitan espacio.

Tanto si ya tienes claro qué equipo adquirir para tus empleados o el que vas a proponer a tu empresa, como si todavía te lo estás pensando, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros. Nuestro equipo de expertos estudiará tu caso, te dará la mejor opción, además de un plan de ahorro de impresión completamente gratis. Además, disponemos de un amplio catálogo de equipos Kyocera, referente mundial en impresión, adaptados a todos los bolsillos y necesidades ¿Hablamos?

Foto de Polina Zimmerman en Pexels